La historia detrás de mis obras de arte

Queridos amigos, tengo el deseo de, en resumidas cuentas, contarles la historia detrás de mis obras de arte. Hace mucho tiempo, luego de haber tocado fondo (ahí donde ya no se puede ir más abajo), en búsqueda del sentido de mi vida (sí, arrodillada en la pista, llorando, le gritaba al cielo: “¿POR QUÉ HE NACIDO?, ¿CUÁL ES EL SENTIDO DE MI VIDA? Por favor, DAME SEÑALES!!!”), emprendí un viaje interior muy profundo, con tan sólo pasaje de ida. No tenía idea cuándo volvería ni cuanto me duraría la plata que tenía…

🔹
Acabé, durante más de un año (14 meses para ser exacta), atravesando mares, ríos y montañas. Conocí nuevos continentes, lindas personas, diferentes maneras de vivir, de pensar, de actuar. Aprendí nuevos idiomas… Siguiendo las señales que me daba el universo dibujé, escribí, pinté, lloré, canté, pinté otra vez, volví a llorar, grité, reí, caminé,…, con mucha fuerza remé, remé y remé…Y en el camino, me transformé. Aprendí a vivir tan sólo el día: 24 horas. Fui profesora en un orfanato en Brasil, mesera en París, corrí olas en Indonesia, lavé elefantes en Tailandia, conocí el dengue y sus graves consecuencias en la mitad de Laos, sentí compasión al encontrar dolor y sabiduría en las miradas de la gente de Camboya… Durante toda esta travesía fue el arte mi principal medio de conexión conmigo misma y con los demás. Retraté en dibujos y acuarelas el alma de los lugares y personas que tuve la suerte de encontrar en mi camino. Aprendí muchísimo; pero principalmente, en este gran viaje, descubrí a mi ser más profundo, el PODER DEL ARTE y con este, la EXISTENCIA DE DIOS.
🔹
Desde entonces, no puedo parar de hacer arte. Estos retratos de viaje se transformaron en grandes obras, las cuales tuve la suerte de exponer tanto en Rumpueng Art Space, Chiang Mai, Tailandia, como en Galería Indigo, en Lima, Perú. Y así, sin querer queriendo, viviendo tan sólo el día a día, el arte se convirtió en mi medio de vida, en mi trabajo. Dibujar, pintar, esculpir, escribir, es para mí una necesidad vital que me lleva a conocer más de cerca la verdad y el sentido de la vida.
🔹
Este viaje interior continúa hasta el día de hoy y creo continuará hasta el día de mi muerte. Es por esto que, en búsqueda de inspiración, después de dos años, estoy de vuelta en París, mi ciudad preferida de todo el mundo. Los invito a seguirme a través de mis obras en mi página artística de Facebook (Maria Jose Rodriguez Larrain). El camino no es y no ha sido fácil. Hay altos y bajos, no todo es color de rosa. Para mí es un reto y un placer poder compartirlo con ustedes, ya que me hace encontrarle a todo esto aún más sentido. Quiero agradecer a todos los que me acompañaron y acompañan en esta travesía, a todos los que me alentaron y me alientan para que siga adelante.
🔹
El arte tiene un poder especial que es transformador, nos enseña y nos conecta con nuestra capacidad de poder responder creativamente frente a las dificultades de la vida. Los quiero motivar a todos los que estén leyendo esto y no estén en contacto con su ser artístico, a ponerse en contacto con el (todos somos creativos por naturaleza), y si ya lo hacen, síganlo haciendo! Si estás triste, si quieres llorar, si estás angustiado o feliz, inspirado, te invito a que intentes transformar tu emoción en algo! Pinta, baila, canta, escribe un poema, una historia, una canción, lo que sea que sientes que quieres crear! No te califiques como bueno o malo, solo exprésate…!!! Como verán, estoy en búsqueda de poder servir y ayudar a otros a encontrarse a sí mismos a través del arte (tal como me pasó a mí) y por eso he comenzado la formación para ser terapeuta de artes expresivas, en TAE- Perú. Ya acabé mi primer año 🙂 (de tres), el próximo año, a mi vuelta, reanudo mis estudios. En un tiempo no tan lejano podré trabajar como terapeuta.
🔹
Hoy por hoy creo estar mucho más cerca a la misión de mi alma en la tierra, y le agradezco profundamente a DIOS por haber escuchado mis gritos sinceros desde aquel día en la pista, cuando desconsoladamente empecé a pedir señales. Obrigada, merci, Ko Pun Ka (ขอขอบคุณ), Terima Kasih, GRACIAS y nuevamente MERCI! Se vienen nuevas historias, nuevos dibujos y nuevas creaciones. Gracias otra vez por acompañarme!

 Maria José Rodriguez Larrain

Categorías:Relatos y cuentos

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s